NO2– dióxido de nitrógeno

Estructura molecular del dióxido de nitrógeno (NO2)

El dióxido de nitrógeno (NO2) es un gas tóxico e irritante. Junto al óxido nitroso (NO) es uno de los principales contaminantes del aire en las ciudades.

Fuentes del NO2

Aparte de la pequeña aportación de las fuentes naturales, como los volcanes o los incendios forestales, la principal fuente de dióxido de nitrógeno (NO2) es la combustión fósil en motores de explosión, sobre todo los de tipo diésel. En entornos cerrados, el humo de los cigarrillos y las cocinas o calefacciones de gas sin ventilación son las fuentes principales.

Estas combustiones emiten nitrógeno, que se oxida al contacto con el aire, formando este gas color acre y tan contaminante. 

Su otra faceta perjudicial para la salud es capacidad para potenciar las micropartículas, sobre todo las partículas finas MP2,5 que son las más perjudiciales.

Impacto del NO2

Este gas propicia enfermedades de las vías respiratorias. Junto al dióxido de azufre (SO2) es responsable de la lluvia ácida.

Efectos en la salud del NO2

La contaminación del aire por este gas causa los siguientes efectos en las personas que lo respiran:

  • Disminución de capacidad pulmonar
  • Bronquitis aguda
  • Asma
  • Alergias, sobre todo en niños y niñas
  • Irritación ocular 
  • Enfisema pulmonar

Las personas con problemas previos de asma, los niños y niñas y las mujeres embarazadas son más sensibles a los efectos del dióxido de nitrógeno.

Efectos en el medio ambiente del NO2

De forma directa, este gas es perjudicial para la salud. Pero, además, de forma indirecta, el dióxido de nitrógeno es un peligroso elemento para el medio ambiente, ya que es uno de los principales artífices del material particulado fino MP2,5. Este material fue declarado cancerígeno humano de Grupo 1 por la OMS en 2013.

Diversos estudios revelan la causa-efecto entre su exposición y enfermedades como el autismo, ictus, cáncer, enfermedades renales y fallos del sistema cardiovascular.

Límites y umbrales de alerta de riesgo por NO2

Los siguientes umbrales se aplican desde el año 2010 en España:

Valor límite (VL) o umbral de alertaConcentraciónNº de superaciones máximas
Media horaria (VL)200 𝝻g/m3> 18 horas al año
Media anual (VL)40 𝝻g/m3
Umbral de alerta:
3 horas consecutivas en área representativa de 100 km o zona o aglomeración entera
400 𝝻g/m3

La ley que regula estos valores en España es el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero.

Normativa europea sobre el NO2

DIRECTIVA 2008/50/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 21 de mayo de 2008 relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa.

Normativa española sobre el NO2

LEY 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera

Real Decreto 102/2011, de 28 de enero, relativo a la mejora de la calidad del aire.