SO2 – dióxido de azufre

Fórmula del dióxido de azufre
Fórmula estructural del dióxido de azufre

El dióxido de azufre es un gas incoloro de olor asfixiante.

Fuentes del SO2

Es liberado en muchos procesos de combustión. El carbón, la gasolina, el diésel o el gas natural son fuentes básicas. No obstante interviene solo en una medida muy reducida en los gases de escape, en comparación con otros gases el nitrógeno (N2) y el dióxido de carbono (CO2). La principal fuente de emisión de dióxido de azufre a la atmósfera es la combustión de productos fósiles y la quema de carbón en centrales eléctricas y calefacciones centrales. En menor medida también se emite procedente de algunas fuentes naturales como los volcanes.

Impacto del SO2

Este anhídrido sulfuroso propicia enfermedades de las vías respiratorias. También es el principal causante de la lluvia ácida ya que en la atmósfera es transformado en ácido sulfúrico.

Efectos en la salud del SO2

 La contaminación del aire por este gas causa los siguientes efectos:

  • Dificultad para respirar
  • Inflamación de las vías respiratorias
  • Irritación ocular por la formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas
  • Alteraciones psíquicas
  • Edema pulmonar
  • Queratitis
  • Paro cardíaco
  • Colapso circulatorio
  • Asma
  • Bronquitis crónica
  • Aumenta la mortalidad en niños y personas mayores

Las personas con enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) o con problemas coronarios previos son más sensibles a los efectos del dióxido de azufre.

Efectos en el medio ambiente del SO2

Es un veneno altamente nocivo para las personas, pero todavía más para las plantas: un nivel de 200 µg/m3  es muy grave para cualquier planta o árbol, mientras que para las personas se establece el umbral de riesgo tóxico a partir de 300 µg/m3. Es un gas también muy agresivo con los suelos y los materiales de construcción, siendo el principal causante del mal de la piedra. Por su alta capacidad soluble también contribuye a contaminar cualquier cauce de agua, siendo uno de los agentes contaminantes en los cauces urbanos de ríos.

Límites y umbrales de alerta de riesgo por SO2

Los siguientes umbrales se aplican desde el año 2010 en España:

Valor límite (VL) o umbral de alertaConcentraciónNº de superaciones máximas
Media horaria (VL)350 𝝻g/m3> 18 horas al año
Media diaria (VL)125 𝝻g/m3
Umbral de alerta:
3 horas consecutivas en área representativa de 100 km o zona o aglomeración entera
500 𝝻g/m3

La ley que regula estos valores en España es el Real Decreto 102/2011, de 28 de enero.

Normativa europea sobre el SO2

Directiva 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1996

Directiva 1999/30/CE del Consejo, de 22 de abril de 1999

Decisión de la Comisión 2001/744/CE, de 17 de octubre 2001

Normativa española sobre el SO2

R.D.1073/2002, de 18 de octubre